Kimia Alizadeh, otra atleta que abandona Irán.

La taekwondista Kimia Alizadeh, única medallista olímpica en la historia del deporte iraní, se encuentra en Holanda entrenándose para los Juegos de Tokio-2020 después de haber abandonado su país, declaró este lunes a la AFP Mimoun El Boujjoufi, entrenador de taekwondo en Eindhoven.

La deportista acudió este fin de semana a un acto celebrado en el aeropuerto de Eindhoven en honor a las víctimas del avión de Ukranian International Airlines derribado por un misil iraní, en el cual murieron sus 176 pasajeros.
Una fotografía de Alizadeh en el acto circuló con rapidez por las redes sociales de Irán, lo que llevó a la deportista a publicar un mensaje en su cuenta de Instagram.

“Querida gente de Irán, no quería subir las escaleras de la corrupción y las mentiras. Nadie me ha invitado a Europa (…) en realidad he estado sufriendo las dificultades de la nostalgia porque no quería sentarme en la mesa de la hipocresía, la mentira, la injusticia y la adulación”, dijo la luchadora.

“Ellos me llevaron a donde quisieron, llevé la ropa que me dieron y repetí cada frase que ordenaron (…) Me pusieron las medallas encima de mi velo obligatorio y lo atribuyeron a su dirección y táctica. No me importaba, a ninguno de nosotros nos importaba, éramos herramientas para ellos”, añadió.

La posibilidad de que reciba la nacionalidad holandesa antes de los Juegos de Tokio (24 de julio al 9 de agosto) es prácticamente nula, pero podría solicitar su ingreso en el equipo olímpico de refugiados que actuó por primera vez en Rio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *